980x148

Wall Street sigue de cerca el paso histórico anunciado por Amazon

BOLSA WALL STREET | 16 de junio de 2017

Agentes de bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

Nueva York, 16 jun (EFE).- Wall Street cerró hoy una sesión con resultados dispares, pendiente sólo de una cosa: el anuncio de que Amazon comprará la cadena de supermercados Whole Foods en una operación que puede llegar a revolucionar sector comercial.

La operación, valorada en unos 13.700 millones de dólares, la más importante aventura que emprende el gigante de comercio electrónico creado en 1994, colocó en segundo plano el récord que obtuvo hoy el Dow Jones de Industriales, hasta los 21.384,28 puntos.

El selectivo S&P 500 también subió, aunque poco, un 0,03 %, y se quedó a sólo siete puntos de su récord anterior, anotado el pasado martes, de 2.440,35 puntos.

Pero hoy los avances de estos dos indicadores o el retroceso que tuvo el índice compuesto del Nasdaq importaron poco, porque el parqué neoyorquino estaba pendiente de las repercusiones del acuerdo anunciado por Amazon y Whole Foods.

Se juntan una firma que destaca por ofrecer los precios más baratos de cualquier mercancía (desde un libro hasta una sartén), con una marca que destaca por su apuesta por los productos orgánicos de precios altos, que sólo llega a la clase más acomodada.

Pero las sinergias que pueden tener las dos marcas no sólo ofrecen unas posibilidades en el sector comercial que eran impensables hasta hace poco, sino que pueden ser una pesadilla para otras firmas que están luchando por no perder más clientes.

Y por eso ya se comienza a hablar de una guerra comercial, no tanto por lo que pueda generar la fusión Amazon-Whole Foods cuando se complete, en el segundo semestre, sino por los tropiezos que pueda encontrar antes de que esté firmado el acuerdo final.

La cadena minorista Wal-Mart, la mayor del mundo, será difícil que acepte este reto sin moverse.

Es de las pocas firmas del sector que está resistiendo el embate del cambio de costumbres entre los consumidores estadounidenses, que cada día van menos a la tienda y cada día compran más internet.

La diversificación de tiendas y la extensa presencia geográfica mundial de Wal-Mart le ha permitido esquivar la crisis que afecta a otras firmas del sector, como JC Penney o Macy's, pero la fusión anunciada hoy puede representar un futuro problema.

Y como todo no está cerrado, los analistas anticipan una "guerra de ofertas" de parte de empresas, entre ellas Wal-Mart, interesadas en hacer una oferta mejor a Whole Foods, por encima de los 42 dólares que ha ofrecido Amazon.

Según analistas de la firma Barclays, hay pocos que pueden competir con Amazon, pero "muchos harán cualquier cosa para hacer más costosa (la compra de Whole Foods para el gigante electrónico) y evitar de otra forma que esos activos lleguen a Amazon".

"Creo que puede haber compradores que no quieren ver a Whole Foods en las manos de Amazon", afirmó el analista de la firma Oppenheimer Rupesh Parikh.

Va a resultar ahora que Whole Foods, una cadena que había caído en desgracia por la reducción de sus ventas desde hace tres años, es demasiado golosa desde que Amazon ha puesto sus ojos en ella.

Economía