980x148

Ward retiene sus títulos al vencer por nocáut técnico a Kovalev en el octavo asalto

BOXEO CTO.SEMIPESADOS | 18 de junio de 2017

En la imagen, el boxeador estadounidense Andre Ward (c), campeón súper medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). EFE/Archivo

Las Vegas (EE.UU.), 17 jun (EFE).- Esta vez no hubo controversia, el estadounidense Andre Ward venció por nocáut técnico al ruso Sergey Kovalev en el octavo asalto de la pelea revancha pactada a 12 asaltos con los títulos del peso semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial (OMB) y la Federación Internacional (FIB) en juego.

Si el pasado noviembre, la primera pelea entre los dos púgiles invictos, disputada en el T-Mobile de Las Vegas, acabó en polémica al darle el triunfo a Ward por un punto de ventaja, esta vez quedó todo aclarado que el púgil estadounidense fue el mejor y campeón invicto.

El duelo entre dos de los mejores boxeadores del momento libra por libra estuvo siempre dominado por el estadounidense que se impuso con su estrategia al excampeón ruso que al final tampoco pudo hacer valer su mejor pegada.

Ward se movió con gran soltura sobre el cuadrilátero, esta vez instalado en el Mandalay Bay Events Center, de Las Vegas, ante el apoyo de la mayoría de los aficionados, entre los que se encontraban como invitados especiales los jugadores de los Warriors de Golden State, actuales campeones de la NBA.

El triunfo por nocáut técnico también es una gran reivindicación para Ward, de 33 años, que dejó su marca invicta de 32-0, con 16 triunfos por la vía rápida, a pesar que no tiene fama de gran pegador.

Pero esta vez si colocó los suficientes y potentes para acabar con la resistencia del "Krusher" Kovalev, de 34 años, que sufrió la segunda derrota de su carrera para dejar marca de 30-2-1, 26 nocáuts.

"No he dejado ninguna duda que soy el mejor y el campeón", declaró Ward al concluir la pelea, que le dejó una bolsa de 6,5 millones de dólares. "Sabía que de nuevo nuestra estrategia iba a resultar al no dejarle nunca que él impusiese su ritmo".

La pelea estuvo igualada en los siete primeros asaltos, hasta que en el octavo Ward conectó una potente derecha a la mandíbula de Kovalev que sintió el impacto y perdió todo el control, lo que hizo que el campeón estadounidense lo aprovechase para dejarlo sin capacidad de reacción y forzar el final del combate.

Ward se fue tras Kovalev al que acorraló contra las cuerdas y le lanzó tres golpes de izquierda seguidos al cuerpo de Kovalev, incluido un golpe bajo que el árbitro del combate, el estadounidense Tony Weeks no señaló.

Los golpes dejaron de Ward dejaron a Kovalev sin defensa y desorientado por lo que Weeks se interpuso de inmediato entre los dos púgiles para decretar el final de la pelea cuando el reloj marcaba 2 minutos y 29 segundos del octavo asalto.

La esquina de Kovalev y el propio púgil ruso, que tendrá que esperar a conocer los ingresos que haya por la televisión de pago para saber la bolsa que va a recibir, oficialmente en el contrato no cobraba nada garantizado, admitieron la decisión de Weeks al darse cuenta no hubiese tenido ningún seguido el seguir el desigual combate.

No se espera que haya una tercera pelea de revancha ante la manera tan clara como ganó Ward.

Ward: "No me puedo votar como número uno, pero me considero que lo soy"

Las Vegas (EE.UU.), 17 jun (EFE).- El estadounidense Andre Ward tras vencer por nocáut técnico en el octavo asalto al ruso Sergey Kovalev en combate revancha pactado a 12 reconoció que no se puede votar como el número uno de mundo libra por libra, pero que se considera que está al frente de la lista.

"No es una pregunta que yo pueda responder en cuanto si ya soy el número uno libra por libra en el mundo, pero como es lógico espero que sea así, aunque no tengo voto, y confió que estemos ya al frente de esa lista", destacó Ward, que sigue invicto con marca de 32-0, y 16 triunfos por nocáut.

Ward, de 33 años, que se llevó una bolsa de 6,5 millones de dólares, en la pelea que se disputó en el en el Mandalay Bay Events Center, de Las Vegas, retuvo los títulos del peso semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial (OMB) y la Federación Internacional (FIB).

El campeón invicto, que tras la polémica generada después de la primera pelea celebrada el pasado 19 de noviembre cuando la ganó por decisión y con sólo un punto de ventaja en las cartulinas de los tres jueces (114-113) se estableció una gran rivalidad y acritud entre ambos púgiles, al concluir la segunda dijo que todo había acabado.

"Es un gran boxeador, y lo único que siento por él (Kovalev) es un respeto enorme", declaró Ward. "Antes que nada siempre estuvo en el mundo del boxeo como campeón por un largo periodo de tiempo".

Ward dijo que eso significaba que había que darle todo el crédito del mundo.

"Cuando tú peleas contra grandes boxeadores, y él lo es, entonces la única manera de ganarlos es que tú te superes en todos los aspectos y eso ha sido lo que ha sucedido".

El mismo sentir tuvo el preparador de Ward, Virgil Hunter, que recordó que había anticipado el triunfo de su pupilo porque lo preparó para que además lo consiguiese por la vía del nocáut.

Mientras que Michael Yormark, el promotor de Ward, que representa a Roc Nation Sports, también fue categórico cuando dijo que estaban seguros de la victoria de su representante.

"Desde el primer día pronostique que Ward iba a conseguir el triunfo por nocáut", destacó Yormark. "Vi a Andre (Ward) en su mejor forma como profesional y con una motivación como nunca antes para una pelea".

Yormak destacó que la mejor demostración fue la manera como colocó golpes al cuerpo de Kovalev de manera permanente.

"Colocó golpes increíbles al cuerpo de Kovalev y fue lo que hizo que su rival se viniese abajo, literalmente lo fue minando hasta dejarlo sin capacidad de reacción", subrayó Yormak.

El promotor y representante de Ward señaló que dejaría que el campeón invicto disfrutase de su triunfo y luego prepararía la estrategia para que tuviese la mejor pelea posible.

"Su actuación ha sido espectacular, probablemente una de las mejores que yo haya visto en mucho tiempo y acabó con Kovalev", subrayó Yormark. "Estamos muy orgullosos de él. Una gran noche de Ward. Espectacular lo vivido y que le da derecho a ser el mejor boxeador del mundo libra por libra".

Yormark reiteró que no sabe cual será su próximo rival, que debe disfrutar del momento, pero que con toda seguridad volverá a demostrar que es el mejor del mundo, sin importar al boxeador que tenga enfrente.

USA Hispanos