980x148

Las mentiras del comunismo

Noticias | 13 de noviembre de 2017

Conversando recientemente con un cubano, que se encontraba de visita en Estados Unidos, procedente de Cuba, sobre los temas de actualidad, caímos invariablemente en el tema de Cuba.

El cubano en cuestión, con su libreto muy bien aprendido, trataba de convencerme de que fuera de visita a Cuba, para ver la familia, y para que me encontrara con mis raíces, por supuesto, agregando que no pasaba nada, que ya todo había cambiado, que las cosas eran diferentes, que se podía hablar, opinar, en fin toda esa retorica que usan para pintar a Cuba como Alicia en el País de las Maravillas.

Así las cosas, le hice la pregunta de rigor, la que le hago a todos los que han crecido bajo la sombrilla del comunismo, o que por amnesia selectiva han olvidado la Cuba del pasado.  Le dije ¿dime una sola cosa buena que haya hecho Fidel Castro para mejorar el estándar de vida del pueblo cubano?

El cubano ni corto ni perezoso, enseguida me sacó el cartelito de la alfabetización, diciéndome que cuando triunfó la revolución en el 1959, el índice de analfabetismo en Cuba era de un 80 por ciento, que la revolución había hecho que los campesinos pudieran recibir instrucción, que en Cuba todo el mundo era educado y que la educación era gratis y estaba al alcance de todos y toda esa sartas de mentiras que el régimen les ha inculcado.  Por poco me desmayo con tamaña respuesta, ¿Cómo puedes decir eso?, le contesté, de donde sacas tremendo disparate.

Por supuestos ellos no saben que en el 1958 Cuba ocupaba el número 33 entre 112 naciones del mundo en cuanto a nivel de lectura diaria, 101 ejemplares de periódicos por cada 1,000 habitantes lo que contradice el mito del analfabetismo.

En 1953 el índice de analfabetismo en Cuba era de 22,1%, solo Argentina, Chile y Costa Rica tenían mejor numero que Cuba, le seguía Colombia con 37,7% de analfabetos y México con el 40% . El índice de alfabetismo en 1958 alcanzó el 80 %. Durante el censo de población de 1970 y aun después de la cacareada campaña de alfabetización Cuba reportó un 12,9 % de analfabetismo, contradiciendo la propaganda de “en Cuba todo el mundo sabe leer y escribir.”  El número de escuelas primarias rurales en 1958 era de 4,889 y urbanas 2,678 para un país con casi seis millones de habitantes.

 

En 1958 Cuba tenía una universidad por cada 750 mil habitantes, a pesar de ser el país más joven de América Latina, México en 1978 tenía una universidad por cada millón  700 mil habitantes.  El número de bibliotecas en Cuba en 1958 era superado solo por Argentina y Chile.

Sin contar que la educación era gratuita, desde la primaria hasta la universitaria, y que después de la revolución, la educación  tuvo un costo, pues las famosas “escuelas del campo,” y “las misiones internacionalistas de los profesionales,” no es nada más que una forma de pago por la educación recibida.

“La ignorancia mata los pueblos”, y Cuba ha muerto entre otras cosas a manos de los que ignorando el pasado, son incapaces de enmendar el presente, y de proveer un mejor futuro.

Palm Beach