980x148

La aprobación de Peña Nieto sube a 23 % por manejo de crisis tras terremotos

MÉXICO GOBIERNO | 06 de diciembre de 2017

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, participa en un acto en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/Archivo

México, 6 dic (EFE).- La aprobación del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, mejoró en el cuarto trimestre de 2017, al pasar del 16 % al 23 % por el manejo de la contingencia generada por los terremotos de septiembre pasado, reveló hoy un sondeo.

Detrás del repunte de Peña Nieto pueden estar "la situación económica y el manejo a la contingencia de los sismos", que dejó un saldo de 471 muertos y millones de damnificados, según el estudio elaborado por el Grupo de Economistas y Asociados (GEA) e Indagaciones y Soluciones Avanzadas (ISA).

Peña Nieto (2012-2018) registró un nivel de aprobación de 19 % durante los dos primeros trimestres de 2017, después descendió a 16 % en el periodo julio-septiembre y al cierre del año repuntó hasta el 23 %.

Un 73 % de los entrevistados expresó desacuerdo con Peña Nieto y sobre los sentimientos que tienen hacia su administración, el 28 % expresó enojo, un 38 % preocupación, un 24 % dijo tener esperanza y un 4 % orgullo.

El estudio resaltó que pese a la baja aprobación y credibilidad del Gobierno, Peña Nieto tuvo "un fuerte poder de convocatoria y autoridad" en el nombramiento del precandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) José Antonio Meade, quien ocupó varias secretarías en su administración.

La designación de Meade, quien no es militante del partido oficialista, mostró a un presidente "en el culmen de su poder".

La seguridad pública "sigue en zona de crisis", con una cifra de homicidios que llegará a casi 30.000 en 2017 y una tasa de homicidios de 24 por cada 100.000 habitantes.

La encuesta mostró que las elecciones del 1 de julio de 2018, cuando más de 3.400 cargos estarán en juego, registran el menor nivel de satisfacción ciudadana, con el 17 % a favor por un 69 % de insatisfacción.

"Una tercera parte de la ciudadanía piensa que su voto no sirve para nada en términos de decidir el futuro del país", lo que conlleva a una situación alarmante en la que uno de cada cuatro "vería con buenos ojos a un Gobierno autoritario", señaló el estudio.

El 44 % piensa que habrá fraude en los comicios frente a un 35 % que supone que serán limpios y un 21 % de los entrevistados dice no saber qué ocurrirá con este tema.

Para GEA e ISA, la elección presidencial tiene un inicio "muy cerrado" con tres fuerzas con serias posibilidades de ganar: el conservador Partido Acción Nacional (PAN), con 20 %; el PRI, con 20 %, y el izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con 19 %.

A siete meses de las elecciones, "no hay nada para nadie" y el desenlace "es incierto" y el vencedor será el candidato que "cometa menos errores".

El sondeo se realizó entre el 18 y el 21 de noviembre pasado, incluyó 1.000 entrevistas a ciudadanos en todo el país, registra un margen de error máximo de 3,1 % y un nivel de confianza del 95 %.

México