980x148

Secretario de Educación mexicano dimite para coordinar la campaña de Meade

MÉXICO ELECCIONES | 06 de diciembre de 2017

Fotografía cedida por la Presidencia de México muestra al presidente de México, Enrique Peña Nieto (d), junto al secretario de Educación Pública de México, Aurelio Nuño (i), mientras habla durante un acto hoy, miércoles 6 de diciembre de 2017, en la residencia oficial de Los Pinos, en Ciudad de México (México). EFE/PRESIDENCIA DE MÉXICO/SOLO USO EDITORIAL

México, 6 dic (EFE).- El secretario de Educación Pública de México, Aurelio Nuño, presentó hoy su dimisión para coordinar la campaña de José Antonio Meade, precandidato a la Presidencia por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aceptó la renuncia de Nuño, a quien deseó "el mayor de los éxitos en sus nuevos proyectos", y nombró como nuevo secretario de Educación a Otto Granados, exgobernador del central estado de Aguascalientes (1992-1998).

"He presentado esta renuncia porque he recibido la muy generosa invitación de José Antonio Meade para coordinar su campaña a la Presidencia de la República", dijo Nuño en su mensaje de despedida ante el personal de la Secretaría de Educación.

De este modo, el ya exsecretario confirmó las especulaciones de que iba a ingresar en el equipo de campaña de Meade, quien el 27 de noviembre dejó la titularidad de la Secretaría de Hacienda y el 3 de diciembre se registró como precandidato presidencial del PRI.

El mismo Nuño colgó en su perfil de Twitter un mensaje de apoyo a Meade el día que este presentó su dimisión.

"Todo mi respaldo a mi amigo José Antonio Meade, gran mexicano y funcionario ejemplar. Bajo su liderazgo nuestro país seguirá avanzando en la transformación que necesita para que el siglo XXI sea el gran siglo de México", dice el mensaje.

Ayer por la tarde, Meade colgó en sus redes sociales una fotografía en la que conducía un vehículo junto a Nuño de copiloto acompañada del mensaje "compartiendo trayecto".

"Gracias por tu entrega comprometida e institucional, siempre pensando en México", expresó Peña Nieto hacia Nuño durante el acto de relevo del cargo de secretario de Educación.

"Los últimos 25 meses tuve el honor más grande de mi vida: servir a mi país al frente de la Secretaría de Educación Pública y trabajar cada día por lo más importante que tiene México, sus niños, niñas y jóvenes", expresó Nuño en Twitter tras su dimisión.

Aurelio Nuño Mayer (Ciudad de México, 1977) fue asesor de Peña Nieto durante su etapa de gobernador en el Estado de México (2005-2011) y, en 2012, el hoy presidente lo incorporó al Gobierno Federal como jefe de la Oficina de la Presidencia.

En 2015, Nuño fue nombrado secretario de Educación Pública con el objetivo de desarrollar una reforma educativa en el país, cargo que ha mantenido hasta hoy, cuando Peña Nieto afronta su último año de mandato.

Nuño "asumió la responsabilidad de consolidar la transformación más transcendente del Gobierno, la reforma educativa", aseguró Peña Nieto, quien también recordó que "durante la devastación de los terremotos de septiembre, trabajó incansablemente en el restablecimiento de las clases y el inicio de la reconstrucción de los inmuebles dañados".

Peña Nieto nombró esta misma tarde como sustituto de Nuño a Otto Granados (Aguascalientes, 1956), que hasta ahora ocupaba una subsecretaría de Educación Pública pero que anteriormente había sido gobernador de Aguascalientes y embajador mexicano en Chile durante dos etapas (1999-2001 y 2013-2015).

"Estoy seguro que con esta gran experiencia acumulada a través de los años en distintas trincheras pondrá lo mejor de sí, su experiencia y su talento al servicio de México", expresó el presidente sobre Granados.

México