980x148

Evo Morales exige al nuevo representante de EE.UU. que no conspire en su contra

BOLIVIA EEUU | 14 de noviembre de 2017

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla hoy, martes 14 de noviembre de 2017, durante un acto en el que hizo entrega oficial al Comando de las Fuerzas Armadas bolivianas de la antigua sede de la agencia estadounidense de cooperación Usaid, expropiada por el Estado en 2013, en La Paz (Bolivia). EFE

La Paz, 14 nov (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió hoy al nuevo encargado de Negocios de EE.UU. en La Paz, Bruce Williamson, que asumirá en diciembre próximo, que no conspire contra su Gobierno o "se encontrará con la horma de sus zapatos".

Morales pidió a Williamson que respete la "soberanía" y "dignidad" de Bolivia durante un acto en el que hizo entrega oficial al Comando de las Fuerzas Armadas bolivianas de la antigua sede de la agencia estadounidense de cooperación Usaid, expropiada por el Estado en 2013.

"Si viene a conspirar como estaba conspirando el que se va, ese nuevo encargado de Negocios se encontrará con la horma de sus zapatos porque el pueblo boliviano está unido y organizado, vamos a defender nuestra dignidad y soberanía y especialmente nuestros recursos naturales", sostuvo Morales.

El mandatario boliviano reiteró sus acusaciones de supuesta conspiración contra el encargado de Negocios saliente, Peter Brennan, que dejará Bolivia en diciembre y de quien dijo que "retornará a su país, pero sin ningún trofeo porque su misión era dividir a la nación y derrotar" a su Gobierno, pero "fracasó".

Morales afirmó estar al tanto de una supuesta reciente reunión el pasado 6 de noviembre de Brennan y otros miembros de la Embajada de EE.UU. con un "expresidente" boliviano cuyo nombre no precisó.

En esa reunión, según el mandatario boliviano, los representantes de EE.UU. dijeron a la exautoridad que "Evo no puede ser presidente nuevamente" y le ofrecieron "todo el apoyo" para que él sea candidato en los comicios generales de 2019.

Morales amenazó la semana pasada con expulsar a Brennan tras acusarlo de planificar una "conspiración" relacionada con denuncias de corrupción y narcotráfico hechas en las últimas semanas.

A las pocas horas se conoció que el diplomático estadounidense terminará su misión en Bolivia en diciembre próximo y que en su lugar asumirá Williamson como nuevo encargado de Negocios de EE.UU.

El encargado de Negocios es el máximo representante de la legación estadounidense en Bolivia desde 2008, cuando Morales expulsó del país al entonces embajador en La Paz Philip Goldberg, acusándolo de conspirar contra su Gobierno.

El Gobierno de EE.UU. ha negado siempre esas acusaciones, aunque respondió con la expulsión del entonces embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

Morales también expulsó en 2008 a la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y en 2013 hizo lo mismo con Usaid, bajo las mismas acusaciones de supuesta conspiración, que Estados Unidos siempre ha rechazado.

Bolivia y Estados Unidos no han restituido a sus embajadores pese a que firmaron a fines de 2011 un acuerdo para normalizar las relaciones bilaterales.

América