980x148

El Parlamento argentino renueva su composición en medio de protestas por las reformas

ARGENTINA PARLAMENTO | 05 de diciembre de 2017

Vista general del Senado argentino durante la ceremonia de toma de posesión de los senadores electos el 29 noviembre de 2017, en Buenos Aires (Argentina). EFE

Buenos Aires, 5 dic (EFE).- El Parlamento argentino completará este miércoles la renovación de sus dos cámaras con el juramento de los diputados electos en las elecciones de octubre pasado, acto que se producirá en una jornada marcada por protestas contra reformas que deberán debatirse en el Congreso.

Son 127 los diputados que resultaron electos en los comicios legislativos del pasado 22 de octubre los que prestarán juramento con vistas a asumir formalmente sus bancas, por un período de cuatro años, a partir del próximo día 10.

En el Senado la ceremonia de jura de sus nuevos integrantes, con mandato por seis años, se produjo ya la semana pasada.

Con la nueva composición, en la Cámara de Diputados, con 257 miembros en total, el oficialista frente Cambiemos será el bloque más numeroso, pero sin mayoría propia.

Algo similar ocurre en el Senado, de 72 miembros, donde ningún frente tendrá mayoría absoluta, por lo que oficialismo y oposición se verán obligados a ejercicios de diálogo y búsqueda de consenso.

La renovación del Congreso se produce en medio de protestas convocadas para este miércoles por organizaciones de izquierda en contra de las reformas laboral y jubilatoria que impulsa el Gobierno del presidente Mauricio Macri y que deberán debatirse en un Parlamento con nueva composición.

Las agrupaciones políticas y sindicales de izquierda marcharán en horas de la tarde desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo.

La protesta contará además con la adhesión de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y otros gremios, que realizarán una huelga este miércoles.

La movilización ha sido convocada contra la reforma laboral y los cambios en las jubilaciones, pero también contra los despidos en el Estado y los cierres de fábricas, según explicaron las organizaciones convocantes.

América