980x148

Venezuela es un "thriller" en sí misma, dice el escritor Méndez Guedez

EEUU LITERATURA | 14 de noviembre de 2017

El escritor venezolano afincado en España, Juan Carlos Méndez Guédez. EFE/ARCHIVO

Miami, 14 nov (EFEUSA).- El escritor venezolano radicado en España Juan Carlos Méndez Guedez, quien presenta en la Feria del Libro de Miami "La ola detenida", una novela negra ambientada en Caracas, afirma que Venezuela es un "thriller en sí misma".

Y los venezolanos unos "seres heroicos" que se enfrentan cotidianamente a una "violencia extrema", política, económica, social y delictiva, que el año pasado produjo 30.000 muertes y tiene dimensiones "de guerra", agrega en una entrevista con Efe.

"La ola detenida" (HarperCollins Ibérica), que acaba de publicarse en España, donde Méndez Guedez vive desde hace 22 años, llegará a los lectores latinoamericanos y estadounidenses en 2018.

El personaje principal de la novela, la detective Magdalena Yaracuy, contratada para buscar a la española Begoña de la Serna, la hija díscola de un influyente político conservador, cuyo rastro se ha perdido en Caracas, está llamado a tener vida más allá de "La ola detenida".

El autor de Barquisimeto confirma que tiene pensadas más de cuatro nuevas historias para Yaracuy, una mujer "lúcida, brillante, independiente y con sentido del humor" que, además de detective, es "bruja", pues es adoradora de María Lionza, una deidad mítica del folclore venezolano.

Aunque no es un escritor de novelas policiales solamente, sino que le gusta la idea de desdoblarse en varios registros, acaba de participar en una Semana Negra de Caracas, cuyos organizadores opinan que ya que el periodismo está "tan acorralado" actualmente, la literatura puede de alguna manera dar "visibilidad" a lo que ocurre en Venezuela, señala.

El autor de "Yo y la noche", "Arena negra" y "El baile de Madame Kalalú", entre otras muchas obras, abandonó su país cuando tenía 28 años para estudiar en Salamanca y acabó quedándose en España, aunque visita Venezuela varias veces al año y le es difícil "sustraerse" a lo que allí pasa.

"La situación es cada vez peor, cada vez es mayor la precariedad y la humillación", dice sobre lo que ve en sus visitas.

Caracas le está recordando últimamente a La Habana del periodo especial que conoció en los años 90 por "la tristeza, el color de la piel y la mirada resignada" de la gente.

Al mismo tiempo, la ciudad es un compendio de los tipos de violencia que se han visto en otros países, en Colombia, en la Argentina y el Chile de las dictadura militares y otros, "sin ser ninguna de ellas por entero".

Reconoce que como escenario literario puede ser "fascinante", pero subraya que como "realidad" es dramática.

"Cada día en Venezuela tiene 72 horas. Te vas a bañar y no hay agua, quieres comprar algo y en el caso de que haya existencias no puedes pagarlo porque no tienes efectivo y colapsó el sistema de las tarjetas. Sales a la calle y hay disturbios. Todo eso antes de las 10 de la mañana", cuenta el escritor.

Cuando visita Caracas reside en la misma barriada popular donde vivió el hoy presidente, Nicolás Maduro, y donde este año hubo violentos disturbios protagonizados por los habitantes de viviendas precarias.

En su última visita encontró el barrio tranquilo. "La represión fue feroz", señala Méndez Guedez, quien considera que la cultura se está convirtiendo en una forma de "amorosa resistencia" en su país y defiende la necesidad de devolver al español de Venezuela su "brillo", pues también la lengua ha sido "herida".

El escritor venezolano leerá fragmentos de "La ola detenida" este domingo en la Feria del Libro de Miami, que será clausurada ese mismo día y cuenta con un importante programa iberoamericano al que han sido invitados más de 80 autores de España, América Latina y Estados Unidos.

María Dueñas, Isabel Allende y Jorge Edwards son algunos de los invitados.

USA Hispanos